La Anunciación de las Tres Grandes Verdades

Norberto Keppe*

 

La función de la Trilogía Analítica es la de anunciar esas Grandes verdades para construir el Tercer milenio, que puede ser denominado Parusía. Ese anuncio es para informar que toda la humanidad es Hija de Dios, sean judíos, cristianos, mahometanos y todas las personas que nacieron y viven en el Planeta Tierra, sean creyentes o no creyentes. Y aún habitamos en el Edén Divino, sean de raza blanca, negra, o amarilla, no importa que compartan o no de esas ceremonias religiosas. Es evidente que esa participación ayuda mucho.

Estoy mostrando que somos hermanos por el Creador, nuestro Padre, no existiendo la necesidad de pertenecer a alguna raza o país para ser amados, increíblemente por Dios. Estamos todos en el mismo camino maravilloso hacia la Eternidad, y participando de los bienes que nos fueron dados en la vida: es solo aceptar y trabajar por ellos, sea en el campo mineral, vegetal, animal y angelical, de los ángeles.

Esta es la Gran Anunciación de la Trilogía, una ciencia que abarca, además de la Experimentación, la Filosofía y la Teología, y por esa unión logra estar de acuerdo con la realidad, generalmente lo que es Trino, imita la Trinidad Divina, trasladándola a la Tierra.

La humanidad necesita reconocer que el Pueblo Cristiano forma solo el 32%, mientras que otros son el 54%; esto indica que el cristianismo no alcanzó el 15% restante de la población, y aún existen disputas entre las Iglesias, sobre quien trajo el verdadero cristianismo; en mi trabajo trilógico intento encontrar el camino para que se unan en la adoración de Dios, que es Uno. Este tema podrá ser visto en la diferencia entre esencia y existencia como dice la filosofía griega.

Lo que estoy mostrando es que la humanidad posee la misma esencia, sea de raza blanca, negra o amarilla y principalmente la filiación divina, no importa el tipo de religión y de pensamiento, hasta la negación de Dios. todos somos Hijos de Dios.

La vida en general es disfrute, y quien no la disfruta está fuera de la vida; estoy diciendo que cualquier impedimento para no disfrutar el mayor bien entre todos, la vida, constituye la patología que el ser humano pone, impidiendo su verdadera existencia.

El Bien, la Verdad y lo Bello están allá atrás donde los dejamos. ¿Por qué no tenemos ya más los grandes artistas del pasado científicos y pensadores? Este hecho demuestra la existencia de una gran decadencia en el ser humano; evidentemente, su estructura orgánica continúa idéntica con la del pasado, pero la psicológica es desastrosa. El estudio psicoanalítico muestra tres fases en el desarrollo, oral, anal y genital y la sociedad decayó de la última a la segunda, que da más valor a los elementos materiales, principalmente al dinero, y no deja de ser muy patológica, porque tiene un carácter extremadamente agresivo, poniendo el dinero como si fuera la fuente de todo el Bien.

Cuanto más el ser humano busca inventar medios para mejorar su existencia, más huye de lo que es realmente bueno, pues el bien está allá lejos donde lo dejamos, y el mal es siempre el tipo de vida que buscamos. Puedo decir que el verdadero bien lo abandonamos allá atrás por la influencia del ángel maligno que nos trajo sus delirios, que nada tienen que ver con la realidad.

 

*Psicoanalista, filósofo, científico social, pedagogo y físico independiente, autor de 43 libros, fundador y presidente de la SITA – Sociedad Internacional de Trilogía Analítica, que unificó la ciencia, la filosofía y la teología.

 

Periódico Stop N° 105

¿Te gustó esta publicación?

Comparte

Telegram
WhatsApp
Twitter
LinkedIn
Facebook
Email

Deixe um comentário

O seu endereço de e-mail não será publicado. Campos obrigatórios são marcados com *

Abrir WhatsApp
1
Dúvidas? Fale Conosco
Olá!
Dúvidas? Nossa equipe está pronta para atender você!
Skip to content